¿Puede la actividad en Twitter predecir quienes serán co-portavoces de EQUO?

En anteriores elecciones encontré una fórmula que, aplicada a la actividad en Twitter, aproximaba bastante bien los resultados: “número de interacciones con una candidata + número de personas diferentes que interactuaron con ella + el doble del número de interacciones en las últimas dos semanas”. Para recoger datos en esta campaña he vuelto a usar Tweetbinder, centrándome en las candidatas a co-portavoz y en la actividad alrededor de los hashtags de campaña (#Equo2p0 y #EQUOenAccion).

Aplicando la fórmula el resultado sería que Rosa Martínez y Juantxo Uralde serían elegidos co-portavoces con holgura, y que en el duelo de hashtags ganaría #EQUOenAccion.

¿Sería extrapolable el resultado del hashtag a todas las candidatas del equipo? Para intentar contestar a esta pregunta busco otros datos:

– Número de interacciones de las candidatas bajo el hashtag de su equipo. Si éste fuese el criterio, los elegidos para la CEF serían por este orden: Beatriz del Hoyo, Roberto Carro, Alejandro Aguilar, Pilar Calvo, Jon Ruiz de Infante, Alberto de los Ríos, Pepe Larios, Carmen Molina, Sindo Rubín. Sale una mayoría de #EQUOenAccion (6 contra 3) y para el resto de puestos no tengo datos.

– Número de seguidores de los candidatos en Twitter. Si éste fuese el criterio, serían elegidos por este orden: Mónika Monteagudo, Pepe Larios, Pablo Aldama, Roberto Carro, Alberto de los Ríos, Carmen Ibarlucea, Beatriz del Hoyo, Jon Ruiz de Infante, Antonio Ortiz, Carmen Molina, Mateo Quirós, Alejandro Aguilar, Ana Gallardo, David Marzo. 7 #EQUOenAccion, 5 #Equo2p0 , 2 independientes.

A la falta de datos comparables con otras elecciones hay que añadir otros dos aspectos relevantes:

– El efecto Uralde. Juantxo cuenta con más de 66.000 seguidores, unas 7 veces más que Florent. Debido a su relevancia fuera de la organización sus interacciones pueden no equivaler a apoyos internos, pero no tengo forma de diferenciarlos. La actividad de Juantxo proyecta a todo el equipo #EQUOenAccion, y análogamente la de Rosa y Florent a #Equo2p0, pero no puedo definir hasta qué punto eso se transforma en votos para las candidatas individuales .

– El universo Facebook. Este análisis parte de la premisa de que la realidad se refleja más o menos correctamente en Twitter. Y lo que refleja es una ventaja de #EQUOenAccion. En Facebook, sin embargo, tengo la sensación de que es #Equo2p0 quien tiene ventaja, pero no tengo herramientas que puedan medirlo.

En resumen: muchas incertidumbres. Aplicando la fórmula: Uralde y Martínez repiten, y #EQUOenAccion obtiene mayoría en la CEF. ¡Suerte a todas!

Análisis Tweetbinder de #EQUOenAccion, @juralde y @martasalamanca2
Análisis Tweetbinder de #Equo2p0, @RosaM_Equo y @fmarcellesi

Actualización 06/11:

Aciertos:

  • Rosa y Juantxo elegidos co-portavoces.
  • Rosa elegida con holgura
  • Mayoría de #EquoenAccion sobre #Equo2p0 (7 a 6)
  • Alto número de interacciones correspondido con elección: Beatriz del Hoyo, Alejandro Aguilar,  Pilar Calvo, Pepe Larios.
  • Alto número de seguidores correspondido con elección: Mónika Monteagudo, Pepe Larios, Carmen Ibarlucea, Beatriz del Hoyo, Mateo Quirós, Alejandro Aguilar.

Fallos:

  • Juantxo elegido por la mínima, cuando la estimación era con holgura
  • Alto número de interacciones no correspondido con elección: Roberto Carro, Jon Ruiz de Infante, Alberto de los Ríos, Carmen Molina, Sindo Rubín.
  • Alto número de seguidores no correspondido con elección: Pablo Aldama, Roberto Carro, Alberto de los Ríos, Jon Ruiz de Infante, Antonio Ortiz, Carmen Molina, Ana Gallardo, David Marzo.

Conclusiones:

  • Está bien haber acertado los co-portavoces aunque en el masculino podría haber sido lo contrario.
  • El alto número de interacciones es la base para mis previsiones anteriores. En este caso no ha funcionado bien. Ha predicho 4 y fallado 5; un mono lo hubiese hecho mejor (al azar).
  • El alto número de seguidores NO era parte de la base de mis previsiones anteriores. En este caso predice 6 y falla 8. De nuevo, un mono lo hubiese hecho mejor. (En realidad serían 6 aciertos y 6 fallos, porque le puse más miembros a la CEF de los que realmente tiene).
  • En resumen: el seguimiento en Twitter parece acertar en términos generales y fallar en aspectos concretos.

¿En qué se diferencian #EquoEnAccion de #Equo2p0?

Dentro de 2 semanas Equo celebra su Asamblea Federal. Durante la misma se elegirá la nueva CEF (Comisón Ejecutiva Federal) y los co-portavoces, femenino y masculino como marca la tradición (e ideología) verde.

La votación es individual y preferencial (bajo el sistema del Voto Único Transferible). Pero dos equipos se han organizado para presentarse en conjunto: #Equo2p0, buscando una actualización del partido, liderado por Rosa Martínez y Florent Marcellesi, y #EQUOenAccion, buscando un retorno a los orígenes, liderado por Juantxo Uralde y Marta Santos.

A mi modo de ver hay diferencias muy relevantes entre ambas propuestas. Creo que es necesario que se conozcan, de forma que el voto sea lo más informado posible. Creo que es muy valioso además generar debate sobre las diferencias de planteamientos.

Con la información que tengo ahora mismo creo que hay cuatro grandes diferencias entre ambas candidaturas. ¿Opiniones?

1/4 En el modelo de liderazgo.

Uno más modelo ONG, con un grupo pequeño decidiendo y otro mayor de “activistas” ejecutando sin cuestionar. Con tal confianza en el líder que no se ve necesidad de debate interno. Aprovechando el tirón mediático. Para contrarrestar esta imagen se puede poner al candidato detrás en las fotos y firmar el manifiesto dos personas que no se presentan a co-portavoz.

Otro modelo que, al no haber tenido tirón mediático (hasta ahora) se ha basado en salir a buscar aliados y ganar apoyos persona a persona. Más abierto a lo que la gente proponga y quiera hacer. Un liderazgo construido a base de ir sumando diferentes piezas (feminismo, decrecimiento, animalismo y otras). ¿Será suficiente para ganar la(s) co-portavocía(s)?

Me imagino a mí mismo proponiendo una actividad para EQUO a ambos equipos si fuesen elegidos. Unos me dirían “buena idea, ya lo hacemos nosotros”, y otros “buena idea, hazlo tú y te apoyamos”.

Me pregunto: ¿qué pasará si no ganan? ¿Serán capaces de ponerse al final de la CEF a apoyar, o decidirán irse a su casa?

2/4 En el modelo de ecologismo que proponen

Ambos defienden el “ecologismo político”, pero de forma diferente. Para unos es una idea transversal que toca todas las políticas (una diferencia con el ecologismo social es que el político está abierto a más temas). Para otros está más centrado en las luchas clásicas ecologistas llevadas a las instituciones (el ecologismo político se presenta a las elecciones como tal y el social no).

#EquoenAccion lleva en su mismo nombre una referencia a una de las grandes ONGs ambientales, Ecologistas en Acción. Las luchas en las que el ecologismo social está son en las que Equo se debe centrar: contra el carbón, contra la nuclear, contra la tortura animal, y contra la corrupción como origen de muchos abusos ambientales. Debemos estar en la calle con las ONG y ser su referencia en las instituciones, de la que hasta ahora carecían. “Somos lo que somos”, decía Juantxo hace un par de años, y lo que somos es “ecologistas de corte clásico”. Asumimos ese ideario, no hay que romperse mucho la cabeza y lo que hace falta es ponerse a andar.

#Equo2p0 propone una visión transversal: el ecologismo toca todas las políticas. Energía, sí, y también feminismo, salud, y presupuestos participativos. Cualquier tema que no esté en la agenda del ecologismo clásico, si tiene paralelismos y es coherente, es susceptible de ser visto con las gafas verdes y bienvenido en el ecologismo transversal. “No podemos ser Greenpeace”, dice Alberto de los Ríos, no debemos tratar cuestiones ambientales exclusivamente. Eso sí, se requiere debate sobre el encaje de los nuevos temas y la propia definición de “lo que somos” está abierta a la actualización.

Desde este punto de vista se entienden otras cosas. ¿Por qué el software libre, que no es un tema ecologista clásico pero que es defendido a capa y espada por los verdes europeos, no ha tenido hasta ahora predicamento en Equo? Porque es un tema nuevo, mucha gente no lo entiende y tiende a refugiarse en su zona de confort, y nos fuerza a interactuar con grupos que lo defienden y a quienes no conocemos bien. En definitiva: no forma parte de “lo que somos”. En cambio, sí que puede formar parte de “lo que seremos”.

El modelo de ecologismo que prevalezca en Equo puede ser clave en nuestra relación con las Confluencias y con Podemos. Si nos centramos “en lo nuestro” reforzamos un espacio verde dentro de las confluencias (a costa de perder voz en otros temas). Esta visión tiene la ventaja de darnos voz pública, como socios, y proyección (quizá un Ministerio de Medio Ambiente, si se ganan las elecciones), y tiene la desventaja de convertirnos en el apéndice verde de las coaliciones (“a estos de Equo los ponemos en Parques y Jardines y se quedan tan contentos”), poniendo así en cuestión la propia necesidad de ser un partido independiente. La visión transversal, en cambio, generará más conflictos en las coaliciones porque querremos hablar de todos los temas, y tiene como contrapartida que, al no arrogarnos la exclusiva de “lo verde”, seremos mucho más receptivos a gente con ideales ecologistas que está en las Confluencias pero no en Equo, y que podrían venirse con nosotras en el futuro. Sabiendo crecer en las confluencias podremos aspirar a cualquier Ministerio.

La pregunta es: ¿que modelo de ecologismo político es mejor para el futuro de Equo en el contexto de las confluencias?

3/4 En el modelo de comunicación

Para unos basta con darse a conocer para obtener votos. Para otros la clave es acertar con el mensaje.

#EQUOenAcción tiende a comunicar, como en el ecologismo de corte clásico, a la contra. Nos definimos por estar en contra de una serie de cosas (nucleares, carbón, tortura animal). Esta estrategia por un lado muestra “lo que somos” y por otro se supone que el público objetivo (la población que se define ecologista) es como nosotros y por tanto será receptivo al mensaje. Un ejemplo de mensaje es “Un EQUO sin miedo a luchar contra…” Poner las mesas en la calle es la principal acción para dar a conocer a Equo; en cuanto la gente que se considera ecologista nos conozca, nos votará. Los medios de masas son un objetivo preferido a las redes, pues son otra vía rápida para darse a conocer.

#Equo2p0 probablemente no utilice la palabra miedo. Su lenguaje tiende a ser más positivo e incluyendo la alternativa que se quiere además de la oposición a lo que no se quiere. Lakoff y su “no pienses en un elefante” inspiran esta comunicación. El principal promotor de Lakoff en Equo es Carles Porcel, ponente en varios talleres en la Univerde y asesor ocasional de personas relacionadas con #Equo2p0 (con mucha menos receptividad en el entorno de #EQUOenAccion). #Equo2p0 es más cercano, en principio, a una expansión basada en buscar grupos afines, y a comunicar en medios alternativos y en redes, aunque en estos momentos sus dos cabezas visibles están intentando aprovechar también el espacio mediático que les proporcionan sus cargos.

Es de reseñar que a día de hoy Carles Porcel, vinculado a Verds Equo en Valencia, está expulsado del partido por ser crítico con la dirección regional. Colocando otra pieza más en el puzzle, #EQUOenAccion recibe un importante apoyo de gente vinculada a dicha dirección regional.

¿Qué lenguaje nos hace conectar más con el público objetivo, el negativo o el positivo? Para ganar más afiliados, ¿más mesas en la calle o más contactos con grupos afines?

4/4 En el modelo de partido que proponen.

A las diferencias en liderazgo, comunicación y planteamiento les sigue, quizá solapándose, quizá resumiéndolas, una visión diferente de lo que un partido tiene que ser.

Hace unas semanas publicaba sobre Rushkoff, defensor del decrecimiento y del comercio local, un “aliado inesperado” del ecologismo político. Rushkoff teoriza sobre nuevos modelos de empresas, poniendo a Uber como ejemplo innovador pero que a la vez es capitalismo del de toda la vida, porque el valor lo acaba extrayendo el propietario del sistema. Si Uber fuese propiedad de los conductores sería otra cosa: una plataforma de movilidad auto gestionada. ¿Puede existir un equivalente político? ¿Una plataforma para que la gente haga política ecologista que sea propiedad de esa misma gente?

Pongamos por caso que pedimos voluntarios. Seleccionaremos a aquellos cuyo interés coincida con lo que queremos hacer. Estaremos extrayendo el valor para beneficiarnos nosotros (que somos un grupo pequeño director). Al fin y al cabo, los voluntarios vienen a hacer lo que les pidamos y el resultado es para nosotros: “Venid a apoyar *nuestra* causa”.

Pongamos, por otra parte, que montamos una plataforma política y le decimos a la gente que la puede usar para defender sus propias propuestas. Estaremos haciendo que quienes se presenten mantengan el valor de sus contribuciones, a la vez que nos beneficiamos como plataforma: “Venid a apoyar *vuestra* propia causa”.

El primer modelo funciona mejor con un núcleo director pequeño (y con un liderazgo incuestionable). Así se pueden tomar decisiones rápidas sobre los temas, dedicar recursos, y actuar sin necesidad de pensar mucho en procedimientos. Encaja también mejor cuando el partido está muy definido (“somos lo que somos”) porque así la gente que viene ya sabe lo que esperar. No hacen falta grupos de reflexión sobre los temas porque hay cosas que sabe todo el mundo (o deberían saber). No es necesario invertir en tecnologías de trabajo colaborativo porque no se les ve el valor añadido. Se pueden directamente comenzar a repartir las tareas pendientes. Esto es un partido “de verdad”, centrado en hacer avanzar al propio partido.

El segundo modelo necesita por definición unas estructuras de gobernanza más amplias (y fomenta múltiples liderazgos). Las decisiones serán más lentas, y necesitarán de procedimientos. Una ideología transversal está más cercana a este modelo, que permitiría que diferentes “aliados inesperados” se sumen al proyecto para defender “sus” temas, que son también los nuestros. Las tecnologías de trabajo colaborativo son imprescindibles para coordinar efectivamente a un gran número de personas. Este modelo está centrado en hacer avanzar a la gente que participa en el partido.

Veo a #EQUOenAccion más cercano al primer modelo, más cómodo con un grupo director pequeño, y menos amigo de los múltiples grupos de trabajo. #Equo2p0 estaría más cercano al segundo modelo, con más interés en que funcionen las herramientas colaborativas, y más abierto a gente diferente con ideas similares. Creo, aunque no he visto mensajes específicos, que simpatizan con la idea de hacer de Equo esa plataforma para la participación cívica.

¿Queremos/debemos ser el Uber auto-gestionado de la política verde?

Conclusión

#EquoEnAccion representa un partido nucleado en torno a su líder masculino y fundador, defendiendo un ecologismo clásico, con una comunicación principalmente a la contra, y que favorece un núcleo pequeño director.

#Equo2p0 tiene un liderazgo repartido, defienden una ecología política transversal, tiene a comunicar en propositivo, y favorece una gestión más abierta.

Varias preguntas son cruciales para seguir el desarrollo de la campaña:

  • ¿Qué harán los candidatos a co-portavoces si no ganan?
  • ¿Qué modelo de ecologismo político debe representar Equo?
  • ¿Qué lenguaje nos ayuda a conectar mejor con nuestro público objetivo?
  • ¿Debe Equo convertirse en una plataforma para la participación ciudadana en política verde?

Y sobre todo, teniendo en cuenta que las opciones de que se escoja una CEF repartida entre ambos grupos es alta:

¿Cómo pueden garantizar ambos equipos que van a cooperar en la nueva ejecutiva?

Aliados inesperados: Douglas Rushkoff propone FORK the economy

Cuando los ecologistas pasamos de la queja a la propuesta nos encontramos con aliados inesperados (¡Ojalá supiésemos comunicar mejor estas alianzas!)

La nueva sociedad que queremos debe superar la Revolución Industrial y abadonar su apetito extractor de recursos.

El crecimiento se ha convertido en enemigo de la prosperidad.

Estas dos ideas las podría firmar cualquier integrante de EQUO, pero son de Douglas Rushkoff, autor neoyorquino, especialista en medios de comunicación, defensor de las soluciones “open-source”, y en cuya página en Wikipedia no aparecen por ningún lado las palabras, “medio ambiente”, “verde”, o similares.

Hace poco Rushkoff escribía “Fork the economy“, jugando con el doble sentido de “fork”: dentro del software libre hacer un “fork” es replicar un proyecto y continuar un camino diferente con él; y la pronunciación de “fork” /fɔːk/ es muy parecida a la de “fuck” /fʌk/. Fork the economy, fuck the economy. En este post traduzco algunos apartados del artículo, invitando a quien los lea a seguir más de cerca a Douglas Rushkoff.

Douglas Rushkoff, fotografiado por Johannes Kroemer

“He dejado de intentar arreglar la economía. La economía no está rota. Es sencillamente injusta. Hay una diferencia. Debemos dejar de mirar nuestra economía como un sistema roto, y considerar en cambio que funciona totalmente acorde con su diseño original”.

“No estamos presenciando el descarrilamiento del capitalismo. El capitalismo está haciendo exactamente para lo que fue programado desde el inicio. Para arreglarlo, tenemos que profundizar hasta su código más fundamental, y reescribirlo para que sirva a la gente en vez de servir al poder.”

“El dinero fue desarrollado antes de la Era Industrial por la aristocracia europea para apoyar a la clase media comerciante. Los pequeños comerciantes empezaban a ser ricos por primera vez desde que comenzó el feudalismo gracias a la expansión de los mercados y a su ingenioso sistema de “recibos de grano” y dinero de mercado. Al principio del día un panadero podía poner en circulación “vales de pan” al comprar su suministro semanal. Esos recibos podían gastarse en comprar otros productos hasta que el poseedor necesitase pan, y en ese momento los canjease. Otros “dineros” estaban basados en grano almacenado o en paja. No fueron creados para ahorrar ni para acumular, sino para estimular los intercambios. Uno tras otro los monarcas europeos ilegalizaron estas monedas locales y pusieron en marcha monedas centrales que solo podían ser creadas bajo préstamo, bajo interés. Si un negociante quería user dinero tenía que pedirlo prestado del banco central a un determinado interés. Este nuevo sistema ayudó a los ricos a mantener su exclusividad sobre las riquezas. Podían hacerse más ricos sólo por ser ricos. ”

“El sistema monetario fue diseñado no para ayudar a la gente a crear e intercambiar valor, sino más bien para extraer ese valor de cualquiera  que desease realizar transacciones. No fue diseñado para promover la circulación, sino para frenarla.”

“Lo que distingue estos experimentos (en la nueva economía) de la izquierda tradicional es que no intentan compensar las desigualdades del sistema. No están redistribuyendo los escombros del capitalismo empresarial, como las políticas “desde arriba hacia abajo” harían. Al contrario, pretenden distribuir más ampliamente los medios de producción y las herramientas de intercambio.

Douglas Rushkoff escribe regularmente en su blog y es activo en Twitter.

Razones para que las diputadas del cambio rechacen Apple y se pasen a Fairphone

Recientemente los diputados del grupo parlamentario de Podemos, entre los que se encuentran los 3 de EQUO, hacían público su rechazo a una serie de privilegios, dando un paso concreto en la dirección de ser ciudadanos llanos en el Congreso y no un grupo privilegiado.

Se dejaron fuera un aspecto: el rechazo al iPad y al iPhone. Parece que por razones de seguridad y compatibilidad, que a falta de más información me parecen muy dudosa. Con todo, creo que podrían rechazarlos también, por las siguientes razones:

Apple es el colmo de la obsolescencia programada

Los cargadores de los iPhone cambian en cada versión. Lo hacen a propósito para que tengas que comprar un nuevo cargador cada vez, y para que les quede claro a tus colegas que sus cargadores no te sirven porque tu tienes *el nuevo* modelo. Hay un estándar europeo (el micro-USB) que las demás compañías utilizan, pero Apple no.

Las actualizaciones de software del sistema operativo del iPhone son demasiado pesadas para poder correr en los modelos antiguos. El resultado es que después de actualizar el software tu viejo iPhone irá más lento y te verás “invitado” a comprar uno nuevo. Más basura electrónica, más consumo ineficiente y falto de sentido.

Apple pasa de los derechos laborales de quienes fabrican los iPhone

Su principal contratista es Foxconn, en China. Las malas condiciones laborales salieron a la luz hace unos años tras una oleada de suicidios en la compañía. Organizaciones como Electronics Watch o Good Electronics vigilan (hasta donde pueden) las condiciones de trabajo en estas macro empresas, que entre otras cosas cuentan con dormitorios para los trabajadores (habitualmente emigrados de regiones más pobres).

Bien es cierto que es difícil encontrar alternativas, dado que toda la electrónica actual está manufacturada en China en condiciones similares… ¿toda? No. En los últimos años se han creado nodos de resistencia. Unos en España, alrededor de la campaña Electrónica Ética de Ingeniería Sin Fronteras, y otros, por ejemplo, en Amsterdam, como la empresa social Fairphone.

Fairphone: el (segundo) móvil más ético del mundo

Durante estos días están finalizando la distribución de la segunda versión de su móvil. A diferencia de todos los demás fabricantes, Fairphone:

  • Compra minerales que no vengan de zonas en conflicto
  • Busca fabricantes (en China) que traten dignamente a sus trabajadores y de cada móvil que vende destina una parte a un fondo para ellos.
  • Está diseñado para ser reparado y durar.

Fairphone es el móvil del cambio. Lamentablemente no hay una tablet Fairphone, ni está en sus planes próximos. Las diputadas del cambio tienen aquí una alternativa coherente con sus valores, muy especialmente coherente con los valores de EQUO, y tienen poderosas razones para rechazar los productos de Apple.

El móvil más ético del mundo

Comprar un teléfono nuevo para alguien que ya tiene uno sigue siendo consumir recursos (materiales y financieros) de forma ineficiente. Lo que el Congreso debería habilitar sería un sistema “BYOD” (Bring Your Own Device – Trae tu propio dispositvo), a través del cual los diputados pudieran hacer uso de los aparatos que ya tienen.

Porque al final, el móvil más ético del mundo, como señalan los activistas del Restart Project, es el que ya tienes.

El móvil más ético es el que ya tienes

Haciendo crecer EQUO a la sombra de Podemos

A la sombra de Podemos hemos conseguido los mejores resultados electorales. Surge un nuevo reto: tener voz diferenciada en el Congreso. Y nos queda un reto anterior: reforzar nuestra estructura interna.

“Equo no tiene capacidad para obtener diputados por sí mismo”, se decía al debatir el acuerdo con Podemos. Este argumento debe desaparecer. Debemos estar preparados para obtener diputados tanto en acuerdos como en solitario.

Analizo cuatro claves para reforzar la estructura interna de Equo en esta nueva situación y llegar a las próximas elecciones siendo un gigante fuerte de pies, y brazos.

Dentro de Podemos, no. Dentro de las confluencias, sí.

Mientras que dentro de las Confluencias Equo se pone en valor, si nos quedamos dentro de Podemos nuestra propia existencia perdería sentido.

Las confluencias logran atraer a un público buscado por Equo y a quien por nuestra cuenta nos cuesta más llegar. Muchas personas de Equo capaces y preparadas serán (son) bien valoradas en las primaras de las confluencias. En términos puramente de resultados el escaño en una circunscripción pequeña como Huesca indica el potencial del modelo confluyente.

Recordemos que es necesaria una buena representación independiente para que no se trate solamente de un acuerdo entre partidos.

El talón de Aquiles de Podemos: venderse como horizontales pero ser verticales

Podemos se ha colgado la etiqueta mediática de “adalid de la nueva política”. Sin embargo en la realidad es la cúpula la que manda. Mucha gente se retira a causa de esta disonancia, y quienes se quedan valoran menos las formas que el fondo. Según siga la cúpula tomando las decisiones importantes se irá haciendo más evidente el problema.

Equo debe estar preparado para que esto no nos salpique y podamos decir en cada momento: nosotras sí que funcionamos de forma horizontal. Siempre que esto sea verdad podremos ofrecernos como alternativa a quien se aleja de Podemos.

El partido pequeño en una coalición lleva las de perder

¿Cómo debe reaccionar el partido pequeño cuando el grande apoya algo que el pequeño no defiende? ¿Cuanto deja de ganar el pequeño al no explicar a los votantes las victorias internas?

Los Verdes de Asturias fuimos socios de IU, y a su vez de gobierno del PSOE. Cuando el PSOE hacía de las suyas nos caían bofetadas porque tenían “nuestro apoyo”, aunque nos desgañitáramos explicando que como socios minoritarios del socio minoritario teníamos limitada capacidad de acción.

Es poco probable una situación parecida (aunque un gobierno PSOE+Podemos sí lo sería). Seamos de todas formas conscientes de nuestro rol minoritario y estemos preparadas para comunicar adecuadamente tanto las duras como las maduras.

¿Por qué afiliarme a Equo en vez de a Podemos?

Debemos tener una respuesta convincente. Máxime cuando ya no es preciso afiliarse para participar. La respuesta se construye demostrando las cosas concretas que hacemos (3 diputados es algo muy concreto y la campaña de afiliación a posteriori muy oportuna).

El camino es lento, y lleva varias etapas (las del famoso embudo). Los éxitos de (entre otras) nuestras diputadas harán que más gente les conozca primero, luego simpatice, y más tarde se afilie.

Sin embargo aquellos más cercanos son quienes ya militaron y han decidido alejarse. Es preciso escuchar sus razones. Es importante entender por qué lo hacen. Aunque no sea posible recuperar a algunos, sí que podremos identificar lo que está roto. El primer paso para crecer es reducir el número de bajas.

En resumen: dentro de las confluencias, alejándonos de las flaquezas de Podemos, comunicando adecuadamente como socio pequeño, y convenciendo poco a poco con victorias concretas. Me falta en este texto un análisis de cómo promover la ecología política a la centralidad del tablero sin encasillarnos como abraza-árboles. ¿Alguien se anima?

Renta básica, reforma del Senado, reparto del trabajo: lo más debatido del programa de EQUO

La construcción del programa electoral sigue adelante. En esta fase ya existe un primer borrador completo, que está siendo sometido a discusión. Los tres temas más debatidos de la misma son los siguientes:

  • Para el Senado, considerado por las intervinientes como inútil, hay dos opciones sobre la mesa: eliminarlo, o encontrar un modelo bicameral que funcione. Por ejemplo cambiando la forma en la que se eligen representantes. Acceder al debate sobre Democracia y Libertades.
  • ¿Cómo se compaginaría implantar una Renta Básica con el sistema de pensiones? Hay dos opiniones encontradas: que la renta básica sustituya a las pensiones, o que se mantengan de forma paralela. Enlace al capítulo “Asegurar los derechos”.
  • ¿Es posible repartir el empleo público existente? El borrador propone “impulsar el reparto del trabajo en el sector público”, lo que significaría transformar 20 puestos de 40 horas semanales, en 25 puestos de 32 horas. Continúa en el apartado sobre el modelo de producción.

Otros aspectos del programa, como la sección sobre Cultura, no han tenido aún debate. La discusión continúa en la Equomunidad.

 

 

¿Cómo hacer que participar en política sea un juego?

Apaga por un momento el telediario que te pone de mala leche. La política no tiene por qué ser así, de enfado y puñalada trapera. Puede ser un reto intelectual, puede ser una alegría encontrar gente dispuesta a cambiar el mundo como tú, puede ser incluso divertido… ¿de verdad? Quizá, si hacer política fuese como un juego…

Cuando se plantea un juego es más atractivo participar. Engancha. Lo saben bien los supermercados cuando te dan puntos por tus compras. Lo experimentas cuando sales a correr a competir contra tu mejor tiempo. Lo saben los que aplicaron la “Fun Theory” en estas escaleras.

Convertir cualquier cosa en un juego, o más técnicamente, integrar técnicas propias de juegos en aplicaciones “serias” para hacerlas más atractivas, se llama “gamificar”. ¿Se puede gamificar la participación politica?

En la Equomunidad tenemos ya un pequeño juego y una clasificación: los usuarios recibimos 5 puntos cuando iniciamos un debate y 2 cuando hacemos un comentario.

Screenshot_2015-08-11-22-10-45

Cómo gamificar la participación política

¿De qué otra manera se podrían ganar puntos? Premiemos los comportamientos que queramos promover.

  • Si queremos que la gente escriba, demos puntos por escribir. Pero si queremos que escriban bien, tengamos en cuenta la puntuación de los comentarios y hagamos una clasificación con los comentaristas mejor valorados.
  • Y que sólo tenga en cuenta los comentarios de los últimos 3 meses, en lugar de todo el histórico. Así no se podría vivir de las rentas y estaríamos estimulando la producción de buenos comentarios de forma continua.
  • ¿Valoramos a los lectores silenciosos, que leen pero no comentan? En mi opinión sí, y darles puntos por leer los debates ayudaría a diferenciarles de los usuarios no activos.
  • Un grupo de voluntarios pasa el fin de semana tras una mesa en la calle informando a los paseantes de la existencia y propuestas de Equo. Algunas asambleas de Equo contabilizan ya esas horas en sus Bancos de tiempo a modo de cuota. En la plataforma online también ganarían puntos todas aquellas que participasen en determinadas actividades.
  • Una de las técnicas clásicas de gamificación son los distintivos (“badges”) que se otorgan los usuarios unos a otros. Imaginemos algunos… “For President” para quien hace un comentario acertado y con carisma; “Pesado” si se repite mucho; y “Consensual” cuando soluciona debates con propuestas de amplio acuerdo.

Pongámonos serios y hablemos de juegos.

El proceso de toma colaborativa de decisiones no puede cambiar cada vez y con cada grupo que se junte. Existe un “mejor proceso” y es necesario encontrarlo y formalizarlo. Busquemos después lo que lo hace interesante, y probemos diferentes elementos de gamificación. Estaremos así diseñando una plataforma en la que la gente querrá participar todos los días, y no sólo si somos el partido de moda.

La gamificación política está comenzando y sería un estupendo valor añadido para ésta, nuestra Equomunidad.

De la protesta a la propuesta: ¿qué significa ser verde en 2015?

Las reivindicaciones ecologistas asociadas al mar pueden ser vistas como más “tradicionales”, pues fueron precisamente las primeras. Por ejemplo, la oposición a la caza de ballenas y la protesta frente al vertido de residuos en el mar.

Según las verdes se fueron planteando los porqués de estos problemas fueron complementando su visión con una crítica a ese sistema que generaba los residuos. En 2015 la propuesta ecologista es capaz de plantear un modelo alternativo de sociedad casi completo.

A continuación expongo cuatro ideas que, en mi opinión, reflejan bien esta transición ecologista de la protesta a la propuesta.

– La lucha contra los residuos se ha ido transformando en una apuesta por la economía circular. Ya no se trata sólo de que la basura no llegue al mar, sino de separar y reutilizar todos sus componentes, cuestionando la propia definición del término “basura” para conseguir Cero Residuos.

– La mejor defensa activa contra las decisiones de los oligopolios es la democracia participativa. Esta propuesta va de la mano de la tecnología para la participación, que incluye no sólo aplicaciones móviles, sino también la lucha contra la brecha digital.

– Cuando pasamos de la oposición a las energías sucias a la propuesta de energías verdes, y lo combinamos con la crítica a los oligopolios, surgen nuevos personajes en el bando ecologista: los emprendedores verdes. Hacen falta empresarias dispuestas a cambiar el paradigma por el que el principal objetivo de una empresa sea ganar dinero, y lo transformen en emprendedurismo social, ambiental y económicamente sostenible.

– Protestar puedes hacerlo solo. Pero para que las propuestas funcionen, necesitamos funcionar en equipo. Esto ocurre por ejemplo desarrollando software libre, y en general bajo la filosofía de “los Comunes”. Muchas personas comparten conocimiento de forma abierta, apoyándose mutuamente en la construcción de una sociedad mejor.

Y para ti, ¿cual sería tu transición favorita de protesta a propuesta?

Pongamos que se llamaba Francesc

Barcelona, agosto, estación de Cercanías de Plaça Catalunya. Como buenos turistas llegamos cargados de maletas y tratamos de orientarnos buscando la línea adecuada y dónde sacar el billete. Un señor de unos 50 años, en camisa y corbata, se acerca a ayudar. Pongamos que se llama Francesc.

Francesc pregunta si vamos a pagar con efectivo o con tarjeta, porque las máquinas expendedoras que están al lado sólo admiten tarjeta.

– ¿A dónde vais?
– A Premià
– Pues muy fácil. Billete de ida, a Premià, dos personas – dice Francesc mientras pulsa rápidamente las opciones correspondientes en el terminal.
– Ah, pues muchas gracias.
– Lo tenéis en la vía 1, cualquiera que vaya a Sant Vicenç os llevará.
– Estupendo, gracias.
– A mí no me paga Renfe, sólo estoy aquí para ayudar.

Comprendo. Busco una moneda de 1€ y se la doy. Francesc lo agradece, y se gira para atender a un grupo de chicas, preguntándoles: ¿hablamos en inglés o en ruso?

Rodalies Plaza de Catalunya.

Tengo sensaciones encontradas. Por un lado odio ser el turista despistado, a merced del primero que se acerque a ofrecerme llevarme la maleta aún sin yo quererlo. Me fijé que Francesc no tenia ningún logotipo en la camisa, ninguna identificación, pero me dejé llevar por su actitud de ayuda. Aun así, me siento engañado. Por otro lado, Francesc se ha estudiado los horarios, me ha ofrecido un servicio que necesitaba, y lo ha hecho mejor que Renfe. Ha sido capaz de poner su conocimiento en valor. ¿Hablará realmente ruso? Reconozco que se lo ha currado.

¿Sería esta actividad sostenible sin engañar al turista? Unos metros más allá hubiésemos encontrado la taquilla y preguntado a una persona a la que quizá le paguen por hacer ésto mismo, aunque detrás de un cristal.

¿Es 1€ un precio exagerado por un servicio así? Y si lo es, ¿que cantidad podría ser adecuada para convertir esta especie de limosna en un empleo digno? 100 turistas diarios, a 50 céntimos cada uno, 22 días al mes… con 1.100€ da para pagar autónomos.

Creo que habría que apoyar a Francesc. Aunque sea casi economía sumergida, ilegal. Un tipo súper reducido de autónomos permitiría formalizar esta actividad, y que gente como Francesc, que demuestra su capacidad de buscarse la vida ante las dificultades, tenga una retribución digna, y pase de pedir limosna a ofrecer un servicio al público.

Apadrina a un gurú

El estilo de comunicación de EQUO en los últimos meses intenta ser muy cercano al lenguaje popular, tirando de memes, de vocabulario informal, y de imágenes llamativas. Este registro, alejado de la diplomacia habitual de las notas de prensa, consigue reacciones más polarizadas. Aparecen personas “muy fans”, y a la vez es muy sencillo pasarse de la raya y pisar callos a diestro y siniestro. Ayer la campaña de crowdfunding “Apadrina un friki” para pagar a un informático me los pisó a mi.

Dignificar la profesión informática

Soy informático, soy ingeniero técnico y soy friki. Soy una “persona informática experta”, como señala el email, aunque creo que no “practico desmesurada y obsesivamente mi afición”, como apunta la RAE. Sí que utilizo habitualmente el término friki cuando hablo con colegas, en especial cuando me quiero meter con ellos.

Pero no me gusta que fuera de mi círculo profesional se refieran a mí así, y menos aún en público, y menos todavía cuando se habla de capacidades profesionales. Cuando pongo en valor mis conocimientos soy un experto, un especialista, o si se quiere usar un término callejero, un “gurú“. Pero no un friki.

El problema de fondo es el insuficiente respeto y entendimiento de la profesión informática. Desde luego no es exclusivo de Equo, ni de España. En Bruselas si has estudiado Ciencias Políticas puedes llegar a Director General, pero si eres informático los jefes siempre serán otros.

La informática es fundamental en política

La informática puede ser vista como algo accesorio, que ayuda a que hagamos las mismas cosas de siempre de forma más eficiente. Sin embargo para mi es algo fundamental y estructural: ayuda a hacer cosas nuevas, de maneras nuevas. Las personas con conocimientos informáticos pueden ser frikis que le den a la web una “capa de chapa y pintura”, o pueden ser arquitectos de la información y estrategas de la sociedad-red. Pueden crear simples webs, o sistemas de democracia digital.

En Equo nos falta, en general, comprender el valor añadido diferencial que aporta la informática. Deberíamos de estar construyendo un sistema de democracia participativa, y sin embargo la mayor parte de las carencias que tenía la Equomunidad cuando se lanzó hace ya 4 años siguen ahí. Hacer bromas sobre la gente que allí se pierde puede parecer informal, pero lo que ya no hace tanta gracia es abrir la lista de últimos usuarios registrados y no ver más que zombies coruñeses.

Zombies_Equomunidad

Me molesta el uso del término friki. La parte positiva es que por fin tendremos una persona contratada para ocuparse de los temas informáticos. Que sea nuestro gurú.