No hay vuelta atrás – La unificación del espacio verde en torno a Equo (2006-2012)

Escribo este texto para que quienes no han vivido de cerca la época de los múltiples partidos verdes en España, la rebelión de las bases, y la transición hasta la creación de Equo, conozcan mejor el pasado. Ahora deben tomar decisiones claves para el futuro del partido de la ecología política en España y mejor hacerlo sabiendo lo que se ha hecho ya. Hay también quien malmete, ya sea por ignorancia o por mala baba, así que esto es también un antídoto para la desinformación.

Habrá quien considere que Equo ha sido un punto de partida. Que en 2012, en su creación, era el momento “cero”, que las cosas empezaban ahí. Sin embargo, hubo un tiempo en que todo era mucho peor. En octubre de 2006 los indicadores de “unidad” y “madurez” del movimiento verde en España marcaban “-10”.

2006 – Tres familias verdes

Tras llegar a Bruselas me voy dando cuenta de la existencia de 3 familias verdes que andaban a la gresca: la Confederación, Los Verdes de Europa, y Grupo Verde. Mi partido, Los Verdes de Asturias, formaba parte de la Confederación, que a su vez era miembro oficial del Partido Verde Europeo.

Enseguida participé en la creación de un grupo de trabajo llamado “Informática Verde”, que quería promover el software libre y luchar contra las patentes de software. Allí convergieron verdes de todas las familias. Entre otros destaco a 3 relevantes entonces y ahora: Carolina López, hoy en Equo Cataluña, y entonces asistente europarlamentaria y apoyo clave para que este grupo saliera adelante; Florent Marcellesi, eurodiputado de Equo hasta 2019, y entonces representante de Los Verdes de Euskadi; y Jorge Luis Bail, hasta hace poco diputado de Equo, y entonces miembro de Los Verdes de Aragón.

Sobre el papel, cada uno era de una diferente familia política verde en España. En la práctica, todos trabajábamos juntos y no veíamos diferencias sobre de dónde veníamos y a dónde íbamos. No fue la primera iniciativa unificadora. Los pioneros de la unificación verde en España fueron Jóvenes Verdes (organización de la que Carolina y Florent eran co-portavoces en aquel momento).

Los co-portavoces de Jóvenes Verdes votan por primera vez como miembros de pleno derecho en la Asamblea General de la Federación Europea de Jóvenes Verdes (FYEG en inglés), en Viena en abril de 2007.

2008 – 2009 – El Manifiesto de Hondarribia

La Confederación era inoperante. Cansados de la parálisis y animados por las buenas relaciones entre los verdes de Asturias y Euskadi, se convocó una primera reunión de bases verdes en la localidad de Hondarribia, bautizando el movimiento, en junio de 2008.

En el Manifiesto de Hondarribia (declaración completa disponible en Internet Archive) se recogía lo siguiente:

Los firmantes de esta declaración dirigimos a todos los verdes de España la reflexión de que no existen diferencias ideológicas que justifiquen las actuales divisiones entre nosotros.

Es necesario un giro de 180 grados para consolidar un movimiento autónomo, relevante y cohesionado que incluya todas las opciones verdes.

El movimiento cogió fuelle. En octubre de 2008 se celebró la segunda reunión, en Gijón. El manifiesto marcaba el objetivo de una única candidatura verde en las europeas de 2009:

Nuestra responsabilidad frente a la crisis ecológica nos obliga éticamente a superar esta división crónica. Para ello vemos un requisito imprescindible: la unidad de acción de todos los partidos verdes en una misma candidatura.

Declaración completa aquí.

Hondarribia 3.0 se celebró a principios de 2009 en Cabañas de Polendos, provincia de Segovia, que ostentaba una alcaldía verde. Acudieron un centenar de personas. Fue quizá el momento más optimista, cuando parecía, a tenor de las declaraciones de los presentes, que aquello iba definitivamente para adelante. El Partido Verde Europeo envió un observador oficial.

[Acordamos] Proponer a todas las familias verdes del Estado que convoquen el día 14 de marzo una conferencia política, para definir el programa y la candidatura para las elecciones europeas de 2009.

Tercera reunión de bases del movimiento de Hondarribia en Cabañas de Polendos.

Declaración completa H 3.0 aquí.

Los grupos de trabajo

En paralelo se habían ido creando creando nuevos grupos de trabajo: Internacional (marzo 2008), Economía Verde (junio 2008), Salud (noviembre 2008), Animalismo (noviembre 2008), Medio Rural y Agricultura (diciembre 2008), Territorio-Urbanismo (enero 2009), Administración y Justicia (enero 2009), Energía (febrero 2009), Educación y Cultura (abril 2009), Biodiversidad (enero 2010).

También se habían creado redes transversales: Ecofeministas (noviembre 2008), Ecosindicalistas (octubre 2010).

La última versión del documento explicativo de los grupos de trabajo es de febrero de 2011 y contiene la filosofía de trabajo de los mismos.

La red de concejales verdes era un grupo sui generis que agrupaba a 42 concejales ecologistas de toda España. Compartían mociones y ordenanzas municipales. Tenían una web con un perfil de cada concejal. Por ejemplo, el de Olga Álvarez, concejala de Los Verdes de Asturias en Mieres.

Mientras las cúpulas de las familias verdes estaban inmóviles, las bases se encontraban y las afiliadas individuales descubrían al otro lado a gente afín, con la que se podía trabajar. Les estábamos segando la hierba debajo de los pies a los “dinosaurios” que controlaban el percal.

El fiasco de las europeas de 2009

El intento de lograr una lista verde unificada no fraguó, y los dinosaurios vencieron a las bases. Hubo dos candidaturas verdes: la Confederación (junto con ERC – Europa de los Pueblos), y Grupo Verde, que registró una candidatura a espaldas de los demás mientras se negociaba. Ante la falta de unidad, el movimiento de Hondarribia se apartó de las europeas.

La Universidad Verde de Verano

En 2009 se lanzó la Universidad Verde de Verano. La Univerde actual es herencia de las bases verdes. Equo la asume a partir de la cuarta edición, en 2012.

A través de la Univerde se materializaba el apoyo de los verdes europeos al movimiento de bases de Hondarribia, en forma de subvención de la Green European Foundation. El partido verde oficial seguía siendo la Confederación, pero en aquel momento era “una cáscara vacía”, dado que la mayoría de los partidos integrados en ella habían insertado a su gente en la dinámica de Hondarribia.

Nace la Coordinadora Verde

Nos hicimos mayores de edad en Hondarribia 4.0, en julio de 2009, cuando se creó la Coordinadora Verde. Dimos un paso al frente y consolidamos una estructura de proto-partido, con co-portavoces, y diferentes responsabilidades en una especie de ejecutiva. Todo el movimiento iba a través de listas de correo, con coordinación entre grupos de trabajo y territorios (grupo “kunlaboro”), y de coordinación de prensa (grupo “komuniko” – con todos los responsables de prensa territoriales). Había una lista de correo general (“hondarribia”) para todo aquel que firmase el manifiesto por la unidad de acción y quisiese participar.

La declaración H 4.0 apuntaba a la consolidación orgánica. El Partido Verde Europeo envió a su co-portavoz y eurodiputado, Philippe Lamberts.

Lamberts, en el medio, fue víctima a la vez de la baja calidad fotográfica, y de mi traducción simultánea de su intervención en una plenaria de la UniVerde 2009. Pese a eso, el Partido Verde Europeo tenía esperanzas en conseguir un partido verde operativo en España.

Declaración H4.0:

Para culminar un proceso continuo de consultas con todos estos agentes, proponemos la convocatoria de la Asamblea Abierta de la Ecología Política a celebrar en el primer semestre de 2010.

Para lo cual, tomando como referencia los grupos de trabajo generados y las asambleas locales adheridas al proceso de Hondarribia, se conforma a partir de este momento la Coordinadora Verde.

La quinta reunión de bases se celebró en Málaga en diciembre de 2009.

Asumimos por tanto el compromiso de alumbrar el partido-red de la ecología política española abierto a todas las corrientes del ecologismo para las elecciones del 2011, que deberá conformarse definitivamente para las elecciones de 2012 y 2014.

ECOLO en las elecciones locales 2011

Hondarribia 6.0 se celebra en Madrid. Llegan las elecciones locales. Se pone todo en el asador. Hay un programa común, elaborado por los grupos, un nombre “paraguas” (ECOLO) para todas las candidaturas verdes, una campaña coordinada, y presencia en todo el territorio. ECOLO se definía como la red de personas y colectivos que construían política verde.

ECOLO se presentaba como miembro de la Red Equo, pero la Fundación, que apenas había echado a andar, decidió no apoyar públicamente las candidaturas, no queriendo empañar el futuro lanzamiento de un proyecto estatal por unos resultados que no se esperaban muy altos. Los resultados de las candidaturas asociadas a ECOLO fueron de 70 concejales, 3 alcaldías, y 2 diputados autonómicos. En Madrid se obtuvieron 13.000 votos (el 0.88%).

El programa de ECOLO estaba basado en el Green New Deal:

Para salir de la crisis, apostamos por el New Deal Verde que potencie el empleo verde, los intercambios locales, la economía alternativa y solidaria, unas inversiones y fiscalidad ecológicas y éticas y unas empresas responsables. En otras palabras, una economía del vivir mejor con menos: baja en carbono, equitativa y que respete los límites ecológicos del planeta.

2012 – La convergencia con EQUO

Llega el final del camino de la unificación de Los Verdes y el comienzo de Equo. La Coordinadora Verde, que había unificado hasta donde era posible el espacio verde, que había generado una dinámica nueva, y que había creado las estructuras de un proto-partido, decidió finalizar recorrido integrándose en Equo. El 4-J un gran número de partidos verdes firmaron el manifiesto fundacional de Equo.

Mirando hacia atrás se puede ver como mientras muchas de las estructuras creadas por la Coordinadora Verde sobreviven en la estructura de Equo, otras sufrieron al inicio de Equo una neta involución. Pero esto es otra historia (la aportación de la Coordinadora Verde a la construcción de Equo).

Conclusiones

Entre 2006 y 2011 se gestó un movimiento de bases que removió los cimientos de un partido anquilosado, y por mucho que fuese miembro oficial del PVE, lo acabó echando por tierra.

No creo que sea eso lo que toque ahora. De aquella estábamos a «-10». Hoy hay muchas cosas que ya están hechas: ya no están los que querían bombardear la unidad de acción verde, hay una estructura, unas relaciones, y unas dinámicas.

Lo que es importante es repensar Equo. Analizar su estrategia, y ver si responde a la identidad verde. Analizar el tipo de organización que es, y ver cómo modernizarla. Pensar en cómo nos hemos comunicado hasta ahora y cómo queremos hacerlo en el futuro. Darle un liderazgo acorde a los tiempos.

En mi opinón Equo debe refundarse bajo esos conceptos. Pero ya no es 2006: no hay vuelta atrás.

CC BY 4.0
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *