Equo y Podemos: cooperar y/o competir

Como parte de mi «digestión» de los resultados electorales lanzo aquí unas ideas sobre Podemos, su irrupción en Europa, y las posibilidades que se abren para que Equo compita y/o coopere con esta nueva organización. Creo que publicarlas les vendrá bien para ir madurando.

Me equivoqué en mi valoración inicial de este fenómeno. Oí como les etiquetaban como un movimiento que «nacía para cambiar IU», y lo asumí sin más. También recibimos análisis preelectorales que decían que no nos estábamos disputando el voto con Podemos. Analizando los perfiles y discursos de algunos de los impulsores es comprensible que pensáramos eso al principio, pero los resultados han puesto esos análisis patas arriba y demuestran que la iniciativa es algo más grande. IU ha subido en votos pese a la irrupción de Podemos, que además incorpora a votantes nuevos. Muchos de ellos han tenido a Equo como posible segunda opción.

¿Cómo competir con Podemos?

Un primer elemento de competencia sana sería en participación.

Los «círculos» de Podemos paracen un elemento innovador a la hora de organizar grupos locales. Pero, ¿hace cuanto tiempo que hablamos por aquí de Asambleas Circulares? En la Coordinadora Verde siempre lo hicimos así, y hace un año y medio muchas asambleas locales de EQUO contestaron a mi llamamiento a «mover las sillas» con sus fotografías de asambleas circulares. Sin embargo, ¿seguiremos teniendo nuestra mesa federal en un formato no circular?

Un segundo elemento sería poner en valor la ecología política.

En el discurso de Podemos hay muchos elementos de izquierda tradicional. Lo que no hay son propuestas de transformación ecológica de la economía. Nuestro análisis nos lleva hacia la reforma del modelo energético y a la creación de empleo verde, propuestas que no está tan claro que sean compartidas. De campaña en Twitter uno de los elementos que hacía inclinar la balanza de los indecisos hacia EQUO era Ska Keller.

TwitterSka

Un tercer elemento estaría en la estrategia de comunicación.

Podemos ha realizado un excelente uso de la televisión como medio de masas. El segundo punto del análisis de La Marea sobre su campaña realza la importancia que le dan a la comunicación audiovisual, y cómo se han ido formando y afinando sus mensajes. Una posible lectura de mi análisis de Twitter indicaría que de los eurodiputados de Podemos, tan solo 1’5 pueden explicarse con su actividad en las redes sociales, en el resto habría una influencia crucial de la televisión.

Pero por mucho que Podemos le haya sacado un gran partido, la televisión sigue siendo un mecanismo de comunicación unidireccional del siglo pasado. La nueva política se hace en la red, en los medios multidireccionales. Ahí EQUO tiene la capacidad de mejorar su estrategia en redes, y construir a base de maximizar sus interacciones.

¿Cómo cooperar con Podemos?

Además de competir para disputar el voto y la atención de quienes están implicados, cooperar puede servir para ampliar la base y la influencia de ambas organizaciones, cada una hacia su propio perfil de votantes.

Empiezo con una crítica. Hemos oido hablar en varias ocasiones de la «Directiva Villarejo«, una propuesta de Podemos para redactar una directiva europea contra la corrupción. Es una iniciativa loable y digna de apoyo. Pero aquí están las razones por las que creo que Podemos peca de desconocimiento del funcionamiento del Parlamento Europeo y por las que no funcionará (y si estoy equivocado, agradezco las correcciones en los comentarios).

El Parlamento Europeo no tiene iniciativa legislativa, sólo la tiene la Comisión Europea. Por tanto, a diferencia del Parlamento Español, el eurodiputado Villarejo no podrá presentar una propuesta de Directiva. Todo lo más, podrá pedirle a la Comisión que la presente.

En el caso de que la Comisión la presente, el Parlamento le asignará un ponente que será quien lidere el trabajo parlamentario al respecto. A veces la directiva recibe el nombre de su ponente, como el «informe Auken» de la eurodiputada verde danesa sobre la construcción desmesurada en España. Los ponentes se asignan en función del peso de los grupos: tantos eurodiputados tienes, tantos ponentes te tocan a lo largo de la legislatura. Habría una baja probabilidad de que la directiva anticorrupción le tocase al grupo de la Izquierda Unitaria. El grupo decide luego quien de entre sus componentes lo lleva, y creo que habría menos problema en que se lo asignasen. Lo complicado sería llegar hasta ahí.

¿Cómo cooperar en este tema? El grupo de la Izquierda Unitaria seguramente asesorará a Podemos, pero aunque no lo haga creo que EQUO, Florent Marcellesi y el conjunto del grupo europarlamentario verde podrían echar una mano. Nuestro programa es coincidente en muchos aspectos, está más pulido porque parte de un conocimiento mayor de la institución, y podríamos colaborar para que esta iniciativa saliese adelante.

Otra vía de cooperación sería analizar las coincidencias programáticas. ¿Está por la labor Podemos de pelear por el cambio de modelo energético europeo? ¿Por decir que no a propuestas que generen empleo y destruyan la salud y el medio ambiente para apostar a cambio por el empleo verde? Ahí se abre una buena posibilidad de cooperación.

La última cuestión, muy comentada estos días, es la posibilidad de ir juntos a las próximas elecciones. Aunque falta tiempo todavía para que las bases de las organizaciones decidan qué hacer hay cuestiones que se pueden ir planteando ya. A cada partido le toca ir reforzándose internamente, para poder llegar a las elecciones cada uno con el mayor porcentaje posible en las encuestas. Me surge la duda de si, cuando ya tengamos construidas las herramientas internas, deberíamos de crear una nueva plataforma para crear un programa común, o para elegir conjuntamente candidatos. Por lo demás, parece que hay un acuerdo generalizado sobre las condiciones básicas: programa abierto, primarias abiertas… elementos necesarios (pero no suficientes) para armar una propuesta de este tipo.

Por último y en una nota más informal, si alguno de los eurodiputados de Podemos lee este texto y le apetece discutirlo por Bruselas delante de una cerveza, la primera corre de mi cuenta.

14 pensamientos en “Equo y Podemos: cooperar y/o competir

  1. David Hammerstein

    HOLA Rafa!
    Es verdad que el Parlamento no tiene iniciativa legislativa. Sin embargo puede redactar un informe de iniciativa no vinculante que en el caso de ser aprobado podría presionar a la Comisión sobre la posibilidad de una propuesta legal. El informe Auken no era una directiva sino una serie de recomendaciones.
    Lo que echo en falta es un análisis de los manguantes resultados de Equo y el factor negativo comunicativo electoral de no tener imagen ni logo ni vocación política propia en un tercio de España.

    Responder
    1. nacho arozarena

      Creo que hay que tener paciencia con las posibilidades que se abren de cooperación con Podemos (e IU) de cara a próximas citas electorales. De momento estamos con la pesada digestión de resultados y a la espera de que las respectivas Asambleas territoriales de EQUO analicen los paradójicos resultados obtenidos, objetivo logrado con menos votos de los esperados.( Sr, Hammerstein, las valoraciones se harán en el seno de la propia organización).
      Sí me parece interesante reseñar que de acuerdo a los Estatutos de EQUO, en las elecciones locales y autonómicas son las Asambleas de cada Comunidad Autónoma las encargadas de sondear y , en su caso, ratificar las coaliciones electorales.

      Responder
  2. Manuel Martínez Alvado

    He leído con atención tu texto y quiero hacerte una serie de comentarios.
    En principio he de decirte que en las reuniones de Equo en las que he participado he notado la falta de gente joven; allí estábamos mayoritariamente gente más cercana a la jubilación que a la niñez y eso es un factor muy importante pues el discurso, siendo válido, no conecta con esa juventud que tiene que mover las cosas. Ecología política o nuevo modelo energético, por poner unos ejemplos, suenan muy bien, pero no tienen un contenido claro para esas personas que potencialmente pueden formar parte de Equo. Los mensajes son de iniciados para iniciados y eso es difícil de que llegue a una parte importante de los ciudadanos.
    Otro tema es el déficit organizativo democrático manejado por una serie de «conocidos» que controlan los procesos; por ponerte un ejemplo me quiero referir a la asamblea que realizamos en Granada, con la presencia de López de Uralde, en la que se practicó un pasteleo a la altura de los que se producen en PP o PSOE, para determinar la ponencia política de la reunión, aprobandose un texto, presentado a última hora y tras haberse discutido otras ponencias, que siendo más o menos una consolidación de las propuestas que se habían hecho en la reunión, no fue preparado o discutido por los asistentes y que hizo que algunos compañeros nos alejásemos de una participación activa en la organización.
    Mi impresión es que el handicap de Equo es la democracia interna, que debe ser estricta y un discurso que no conecta con la gente, elaborado con buena voluntad pero que no se entiende.
    Salud y biodiversidad.

    Responder
    1. boronat Autor

      Hola Manuel,
      El hecho de que los mensajes sean «de iniciados para iniciados» es un handicap, estoy de acuerdo en eso. Algo que debe resolverse con una mejor estrategia comunicativa, pero no dejando de hablar de los temas de fondo. Aprender a transmitir el mensaje verde, a hacerlo interesante para los más jóvenes, es un aprendizaje continuo. ¿Quizá nos preocupamos demasiado y deberían ser los propios jóvenes verdes quienes lo transmitieran mejor? Sin embargo en la preparación de esta campaña se ha hecho un esfuerzo con Florent para pulir ese mensaje. Hablamos de que la aplicación de la ecología política es crear empleo verde, de una forma muy directa. Aun así, nos queda trabajo por hacer. Para las municipales tenemos que tener un centenar de personas que sepan hacer eso a nivel local.
      Salud

      Responder
  3. Jose Luis Penya

    Hola Rafa

    Sin tiempo de digerir resultados locales y transponerlos a posibles resultados electorales, algunas reflexiones rapidas:

    El impulso de la televisión y los media sigue siendo importante, como acaba de demostrar Pablo Iglesias. Esa es una asignatura pendiente para Equo, tanto en la vertiente de producir mensajes claros (sound bits, please) como en la de penetrar -el uso de este verbo es deliberado- en la cultura de tertulianos, artistas y famoseo generalizado que te da visibilidad.
    Esta por ver la ‘sostenibilidad’ (quiero decir, en el tiempo) del éxito de Podemos. Quizás la mejor tactica sea la de entrar en una dinámica de dialogo competitivo con Podemos y otras fuerzas de izquierda (sensu lato). Ya sea hablando a nivel local para ver que nivel de cercanía hay en el día a día local o , mas oportunisticamente, polemizando ( o intentándolo) en los medios con sus lideres.

    Mientras tanto, estoy seguro que los flamantes eurodiputados de Podemos se encontraran sin duda con los de Verdes/ALE y con otra gente que ya esta en Bruselas.

    Saludos desde Katmandu

    Jose Luis

    Responder
    1. boronat Autor

      Hola Tio Matt, gracias por tu postal 😉

      Podemos es un proyecto muy exitoso, pero de momento, en mi opinión, inmaduro organizativamente. Es una fase de arranque que me recuerda al arranque de EQUO, así que en cierta medida podemos preveer algunos de los problemas que tendrán. En cualquier caso, creo que se irán asentando poco a poco, y será un proceso muy interesante de seguir. Tienen un bonito reto por delante.

      Responder
  4. Garci

    Hola Rafa,
    Creo que confías excesivamente en las redes. No dudo que Equo esté con una adecuada presencia en ellas pero hay mucha gente mayor que no tiene ni idea de lo que se habla en ellas porque no la gastan. Y también muchas personas de nuestras edades, que tampoco lo utilizan en exceso, con lo que centrarse solo en la red lleva a los limitados resultados que ya teníamos con Los Verdes.
    Creo que hay que cooperar con Podemos y que ello sirva para democratizar radicalmente nuestras organizaciones. Y no solo IU-Podemos-Equo sinó más alla, a organizaciones como Partido X (que también han estado muy presentes en las redes pero no han tenido un buen resultado) y a otros Verdes que nos quedamos a mitad del proceso de convergencia, tú ya sabes porqué.

    Responder
    1. boronat Autor

      No veo que sea un problema de confianza en redes, lo veo más desde la base de que es el único medio que te deja interactuar. Si me pusiera extremista, diría que un medio de masas es incompatible con hacer la revolución en la sociedad-red. Y mira, este concepto de sociedad-red es uno que creo que falta totalmente en Podemos y que está presente en EQUO, un elemento diferencial.

      Desde luego y como apuntas con el Partido X, un buen comportamiento en redes no te garantiza nada, necesitas otras cosas. Y como refleja el caso de RED, aunque tengas cierto tirón mediático, eso tampoco te garantiza nada, necesitas otras cosas para complementar. El caso de VOX por ejemplo dice que aunque tengas dinero, también te puedes quedar fuera.

      Entiendo que la televisión sea una vía rápida para llegar a la gente. Pero no pensemos que de repente las puertas de la tele se van a abrir para nosotras. Podemos ha tejido durante muchos meses una estrategia muy buena de irse formando en los medios, probando mensajes, y aprovechando las tertulias. No es flor de un día, y no es algo que vaya a estar a nuestra disposición. Seguimos siendo un partido marginado de los grandes medios porque nuestro mensaje es contrario a según qué intereses. Lo que no tendría sentido es centrar todos nuestros esfuerzos en tener presencia mediática para seguir sin conseguirla pegándonos contra un muro.

      Responder
  5. Capitán Flint

    Te olvidas del aporte fundamental de los mecanismos de democracia participativa que propone la Red Ciudadana Partido X, crucial para una democracia a la altura del siglo XXI, y que evitaría los vicios de castas como IU. Es la llamada #DemocraciayPunto.

    Y otro punto que evitaría fagocitaciones es la federación de competencias, que desde Equo se ve con buenos ojos. Ya se lanzó hace un par de meses por parte de la X, aunque un poco tarde, pillando a Equo en primarias y a Podemos en ebullición, sin llegar a puerto la proposición. El debate está sobre la mesa. Un saludo!!

    Responder
    1. boronat Autor

      Buen apunte. No me olvido de Partido X, pero preferí no incluirlo en este análisis. Tenía cabida directamente en el apartado de las «herramientas» para coordinar acciones, programa, y candidaturas ciudadanas. Me gustaría tratarlo en un post aparte si logro organizar mis ideas. A mi me gusta la propuesta de federación de competencias pero le veo varios problemas. Por ejemplo, ¿qué pasa con las competencias compartidas, temas donde varios partidos quieren estar? En EQUO queremos también hablar de anticorrupción aunque no tengamos a Villarejo de eurodiputado, y queremos hablar de software libre aunque no seamos Piratas, y queremos hablar de animalismo aunque no seamos PACMA. ¿Cómo se gestiona eso? Por otra parte, determinadas visiones pueden encasillar a EQUO dentro del apartado de «Medio Ambiente» y a correr, y eso va radicalmente en contra del ideario de EQUO. Llevamos defendiendo mucho tiempo que la ecología política es algo transversal.

      Dicho esto, me sigue pareciendo una propuesta interesante para poder juntar a mucha gente sobre una plataforma común, aunque creo que le haga falta una version 2.0, y lamento que el resultado del Partido X no haya sido mejor.

      Responder
  6. Carles

    Alguien sabe como, cuando y donde PODEMOS tomo la decisión de integrar sus europarlamentarios en el grupo de la Izquierda Unitaria.

    Responder
  7. Rosalía Gómez

    Después de leer algunos comentarios de participantes en los movimientos de Podemos o Equo, empiezo a pensar que estamos siendo víctimas del vértigo que produce la expectativa de cambio y a tener la sensación de que afloran suceptibilidades y paranoias entre las/los representantes de estas corrientes afines.

    No creo que sea el momento de competir. es el momento de aprender, de aprender incluso y sobretodo de las críticas de quienes representan los intereses de la derecha, tenemos que escuchar su análisis y elaborar concienzuda y serenamente las respuestas.

    El verdadero peligro es que los discursos, argumentos y miedos que les dieron la mayoría absoluta al PP, aun tienen eco en mucha de las personas de nuestro entorno.

    Pienso que como en todo proceso traumático, el camino terapéutico implica comprender qué ha ocurrido, conocernos mejor y comprender cuales son nuestras fortalezas y necesidades…

    Aplicado a la política, esto supone analizar los mecanismos de control financiero y político que nos ha ido robando libertades paulatinamente, simplificar conceptos y difundirlos, buscar las palabras justas que describan donde estamos y que es lo que queremos para establecer puntos de encuentro.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *