Sugerencias para Equo Galicia en el Frente Amplio

Mis compañeras de Equo en Galicia han optado por una coalición para las autonómicas. Lo llaman “frente amplio”, en el que estarán también Esquerda Unida (1% en las últimas gallegas, 4,1% en las últimas municipales) y ANOVA (nacionalistas gallegos en torno al ex-BNG Beiras). Finalmente no estará “Compromiso por Galiza” (donde hay algún ex-Equo con Ecogaleguistas). Actualización 13/09: Ecogaleguistas abandona Compromiso por Galiza para unirse a la coalición.

Tengo que decir que no me gusta esta decisión. Yo no iría ni con IU, ni con nacionalistas, aunque ir en solitario significase sacar el 0,61% de las municipales. Prefiero que la papeleta de Equo vaya en solitario porque creo que nuestra apuesta no la iguala nadie. Pero mi opinión aquí importa poco. En este partido no hay un control central, y en Galicia han sido las integrantes de Equo Galicia quienes han decidido en su ámbito de actuación  sumarse a ese frente amplio, con el objetivo principal de frenar al PP.

Me gustaría contribuir al recorrido al que se enfrentan los equos gallegos con algunas sugerencias sobre cómo afrontar este pacto, basadas en lo que conozco sobre los 8 años de coalición entre Los Verdes de Asturias e Izquierda Unida.

El programa. Aunque decimos a menudo que “hablemos primero de contenidos, luego de si hay pacto o no“, en el caso gallego la urgencia le ha dado la vuelta. El programa común será negociado probablemente con prisas, y conviene anticiparse: cuanto antes conozcamos nuestras lineas rojas y propuestas generales, mejor.

Una herramienta para desbloquear negociaciones es “acordar el desacuerdo”, esto es, si no llegamos a un punto común, entonces cada organización decide que defenderá su propio punto de vista por su cuenta, fuera del ámbito del pacto. Esto es un arma de doble filo: la organización grande tiene más recursos, y la organización pequeña sufrirá las críticas. Explicar a la gente que “sí, estamos en un pacto con ellos, pero este tema en concreto queda fuera del pacto” es tan legítimo como difícil.

La visibilidad de la marca Equo. Una razón para el pacto es obtener mayor visibilidad, sea en la papeleta, en las comunicaciones, o en la presencia de integrantes de Equo en apariciones públicas. Esta cuestión no se suele reflejar en los programas y genera equívocos fácilmente. Los partidos grandes aprovechan para obviar a los pequeños, que tienen que quejarse continuamente para no quedarse fuera. Aparte: ¿se podrá oir a los co-portavoces de Equo hablando por sí mismos, en sus propias notas de prensa, cuando lo consideren necesario?

A veces el partido pequeño es muy visible cuando no le conviene. Por ejemplo si la coalición se posiciona sobre un tema que no compartimos, ahí lo que se “visibiliza” es una contradicción. En Asturias cada vez que IU apoyaba el carbón, teníamos que salir Los Verdes a decir que respetábamos la postura de nuestros socios pero que nosotros apoyábamos las renovables y que el carbón era cosa del siglo pasado.

Gente disponible para los cargos. Podría ocurrir que este Frente Amplio (Alternativa Galega) obtuviese escaños en el Parlamento Gallego. Equo podría obtener un diputado, según vaya la negociación de las listas, y cargos como “asesores parlamentarios” (análogo al de Enrique Fernández en Asturias). ¿Hay alguien dentro de Equo que esté dispuesto a dejar su trabajo actual (si lo tiene) para asumir esa responsabilidad?

Vayamos más allá y pensemos en un vuelco electoral y un pacto de gobierno. Sería un plato muy fuerte para un partido pequeño en formación, y en la negociación entrarían pactos entre muchas fuerzas. No sería descabellado pensar en una Dirección General para Equo (análogamente al puesto que Joaquín Arce desarrolló como miembro de Los Verdes de Asturias).

Reforzar Equo Galicia. Dentro de 4 años, ¿habrá servido esta coalición para reforzar Equo Galicia? Si no, la situación será la misma que ahora. Sin embargo, un partido pequeño que tenga que gestionar una coalición, asesores y/o directores generales, apenas va tener tiempo para reforzarse internamente. Con tiempo y recursos finitos en Asturias éramos el mismo número de afiliados al principio y al final del pacto.

Imagino que si no hay representación parlamentaria cada partido siga por su cuenta. Pero si la apuesta sale bien ésto va a durar cuatro años, y hay que estar preparados para afrontarlos. Habrá decenas de reuniones a horas intempestivas en sitios remotos. En la medida de lo posible no dejéis a nadie solo, que haya siempre un apoyo, un refuerzo humano por encima de las cuestiones políticas.

El dinero. Equo no se endeuda, y eso es marca de distinción. ¿Va la coalición a pedir créditos para la campaña? Si es así, ¿cómo va a participar Equo? En Asturias IU ponía todo el dinero necesario, y a cambio también se llevaba todo el dinero de las subvenciones estatales por votos obtenidos.

En Asturias nuestros cargos electos donaban una buena cantidad de su sueldo al partido, tal y como venía establecido en el reglamento de Cargos Públicos. Equo también tiene un Decálogo del Cargo Público, pero no hace referencia al dinero. ¿Va a pedirse a quienes sean elegidos que contribuyan generosamente? Si va a ser así, que no quede lugar a dudas.

Mejor tener estos problemas por haber tenido éxito

Espero que este Frente Amplio les de alas a las compañeras gallegas, que les refuerce internamente y les permita alcanzar puestos de representación. Les deseo que tengan todos los problemas aquí señalados, porque mejor tener éxito electoral y sus problemas derivados que no tener ninguna de las dos cosas.

4 comentarios en “Sugerencias para Equo Galicia en el Frente Amplio

  1. Francisco José Martínez García

    Mi apoyo a la decisión de los gallegos y a las, ojalá, difiles situaciones a afrontar en caso de un pequeño o gran éxito. Pero eso es la política mientras se respeten las lineas de los acuerdos y la visibilidad y disensiones de las minorias.
    Por cierto, lo de Compromiso por Galicia me suena: centristas, nacionalistas, ecosocialistas… ¿eso es una casualidad léxica o hay un proyecto estatal detrás al que poco le importa Equo?

    Responder
  2. Galega

    El programa de Anova (lo que tu llamas ex-BNG de Beiras no es tal, es una fuerza política propia) es claro en la cuestión medioambiental, incluso reconoce entre sus principios la cuestión del “techo del petróleo”. Con respecto a Ecogaleguistas, ayer mismo anunciaron que se unían a la coalición llamada Alternativa Galega de Esquerda. Anova tampoco se endeuda y paga sus gastos de donaciones de su militancia. Esto no es una formación política nueva, sólo una alianza electoral para sacar de la Xunta a los mayores destructores instalados nunca en un gobierno gallego; destructores en todos los ámbitos (educativo, cultural, sanitario…) pero muy especialmente del medio natural. Hai que pararlos, así que es un gran paso que fuerzas políticas distintas se pongan de acuerdo desde la izquierda para ese cometido fundamental. No apuntándose a la coalición nos quedaríamos muy dignos con nuestros principios supuestamente más radicales que los de las fuerzas de la coalición pero podríamos contribuír a mantener a Feijóo y sus desastres. El proyecto Equo no se diluirá, muy al contrario, obtendrá una visibilidad que sería nula de no unirse a la gran espectativa social que genera esta alternativa en las gentes más comprometidas.

    Responder
  3. boronat Autor

    Hola Galega,
    A quien yo llamo “ex-BNG” no es a ANOVA, sino a Beiras.

    Me alegra saber que ANOVA no se endeude, lo desconocía, y creo que es el camino a seguir para fuerzas que quieren ser independientes de los bancos, aunque eso limite su capacidad de acción.

    Que el proyecto Equo se diluya o no en Galicia depende de nosotros mismos. Podría ir en solitario y diluirse también, y puede estar en la coalición y tener relevancia propia. Eso es lo que a mi me gustaría: que tenga visibilidad, relevancia y que se refuerce.

    Responder

Responder a boronat Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.