La pregunta en Madrid: ¿cómo compaginar participación presencial y virtual?

Madrid es un sitio especial para Equo. Aproximadamente una tercera parte de los socios residen allí, y la sede de la calle Jiloca es el centro neurálgico y base de operaciones, que ha vivido los altibajos de la campaña electoral y sus resultados. Por razones demográficas, el primer escaño de un partido verde obtenido por méritos propios se sacará probablemente en esa provincia.

7 candidatos a la Comisión Gestora viven en Madrid. Tienen la posibilidad de darse a conocer a más gente y debatir entre ellos. Esto nos sitúa en desventaja relativa a los que somos «de provincias», al ser más desconocidos, y más aún en el caso de vivir fuera de la península, desde donde es más caro y laborioso darse a conocer en persona. Pero para quien vive en la capital, creo que es mejor aprovechar las oportunidades de conocer a los candidatos, porque eso es mejor que no conocerles. Nunca vamos a estar todos en las mismas condiciones, e igualar las oportunidades a la baja significa que el votante tenga menos información. Los que estamos fuera tendremos que compensarlo en la red (incluso en los accesos a este blog hay mayoría madrileña: el 26% de los lectores accedéis desde allí).

En los bajos del bar AbonaVida me hicieron una pregunta principal en los debates recientes en la Equomunidad. Fue Verónica Juzgado, actual miembro de la Comisión Gestora: «Combinar lo presencial y lo virtual está muy bien sobre el papel, pero ¿cómo se pone en práctica? » Y es que no podemos estar todo el rato pendientes de la Equomunidad a ver si hay algo para votar, y debemos de ser capaces de poder apagar el ordenador e irnos el fin de semana con las garantías de que a la vuelta podremos recuperar el ritmo. En ocasiones llegamos a una situación de incompatibilidad entre la vida personal y la vida política, algo que es incoherente con las propuestas de conciliación que defendemos.

Aproveché la pregunta para aclarar algunas ideas que habían ido surgiendo dispersas en las últimas semanas. ¿Cómo implementar esa dualidad virtual/presencial? Propuse cuatro puntos:

  1. Definir el tipo de decisión que se va a tomar, si son de largo alcance, de medio, o de corto plazo. Son muy distintos los tratamientos de un manifiesto fundacional de grandes ideas, que se hace una vez cada varios años, de una ponencia para un Congreso, que se hace pongamos que una vez al año, y de una nota de prensa, que se construye en el día a día.
  2. Definir un calendario para cada tipo de decisión. En el calendario tiene que haber al menos tres tiempos: un tiempo para recibir y procesar información externa, un tiempo para el debate, y un tiempo para la toma de decisiones y votaciones si hubiera lugar.
  3. Explicitar qué estructuras participarían en cada decisión. En los documentos a largo plazo entrarían principalmente la Asamblea General, posibles comisiones que se repartieran el trabajo de elaboración, y las asambleas territoriales contribuyendo al texto. En las ponencias temáticas anuales los principales actores deberían de ser los grupos de trabajo, desarrollando el grueso del mismo en red y en la red, y organizando talleres presenciales para profundizar ideas y poner en contacto a la gente, contando también con el input que quienes no usen Internet aporten a través de las asambleas provinciales. La dinámica de la elaboración de notas de prensa sería campo para lo virtual, realizándose online entre el grupo de personas encargadas de seguir y responder a la actualidad.
  4. Definir qué herramientas se van a utilizar para el debate: talleres presenciales con invitados relevantes, wikis sobre los que consolidar documentos ya debatidos, un sistema de votación de enmiendas, y listas de correo. Cada una de ellas tiene sus ventajas, independientemente de si es online u offline, para contribuir al debate.

He puesto alguna de estas ideas, preliminares de un debate que tiene que desarrollarse en los próximos meses por la Equomunidad, en este gráfico de GoogleDocs, que es editable por si alguien quiere contribuir a mejorarlo: Línea temporal de integración entre trabajo virtual y presencial

6 comentarios en “La pregunta en Madrid: ¿cómo compaginar participación presencial y virtual?

  1. David Quiñones

    Rafa, me quito el sombrero, en este momento te has convertido en mi gurú de la democracia 2.0. El ejercicio de síntesis que has realizado es impresionante y el gráfico del la línea temporal hace que parezca un juego de niños hacer política en red.

    Creo que estamos en un momento histórico y que somos la vanguardia en la aplicación de las nuevas tecnologías en la política.

    Por último, ¿alguna referencia bibliográfica sobre estos temas? ¿Quizás alguna publicación de algún congreso?

    Saludos

    Responder
  2. Rafa Font

    Gracias David,

    Hay dos personas que suelen hablar de la sociedad red y de nuevas formas de hacer política a quienes sigo, uno es Ismael Peña-López, y otro Antoni Gutiérrez-Rubí.

    Ismael es académico, y tiene un blog llamado «Sociedad Red» precisamente: http://ictlogy.net/sociedadred/

    Antoni es experto en comunicación política, te recomiendo empezar por aquí: http://www.gutierrez-rubi.es/2011/12/27/otro-modelo-de-partido-es-posible/

    Mi principal referencia es Manuel Castells, y su concepto de «sociedad-red», y te citaré una frase suya que creo que pone de relevancia lo novedoso del terreno en el que nos movemos: «Hay muchos movimientos red, pero la nocion de partido red no esta ni en la práctica ni en la teoría.»

    Si lo hacemos bien, nos tendrán que estudiar a nosotros 🙂

    Responder
  3. letizia prieto

    Lamenté mucho no poder asistir. Siempre que leo tus comentarios aprendo algo más. Espero que consigas entrar en la CG y que traslades estas ideas tan prácticas. Suerte.

    Responder
  4. borja

    Hola Rafa,
    tengo una pregunta con respecto a lo de la nota de prensa. En el mundo en el que vivimos en el que todo va tan rápido. ¿Cómo vamos a tardar 48h en emitir una nota de prensa? En dos días una noticia está ya obsoleta. Entiendo lo que planteas pero en este caso concreto no lo comparto. Un saludo

    Responder
    1. boronat Autor

      Hola Borja,

      Aunque no lo compartas, quizá puedas mejorarlo 🙂

      Comparto que 48 horas puede ser un margen demasiado largo para algunas notas de prensa, y que a veces tiene que estar lista en 4 horas. Se me ocurren algunas formas de agilizar el proceso, teniendo siempre en cuenta que el objetivo es que la nota refleje el sentir común, y no sólo lo que opine en ese momento el gabinete de prensa:

      – De nuevo, empezar por identificar el tipo de problema. No es lo mismo una noticia bomba ante la que hay que reaccionar ya, que una que se ve venir (por ejemplo, cualquier nota sobre el «día del Medio Ambiente, sabemos con antelación cuando va a ser).

      – Imagina un tema que Equo haya trabajado mucho, por ejemplo algo sobre Energía. Imaginemos que tenemos una ponencia sobre el tema, y hemos sacado notas de prensa previas. Gran parte de lo que se va a decir ya está hecho, con lo cual bastan unas horas para enviar un correo con el borrador a las 9 de la mañana, y a las 13 horas cerrar cuando todos los coordinadores de grupos y coordinadores territoriales lo han visto y han podido opinar. El gabinete de Prensa actúa más sobre el «cómo» que sobre el «qué».

      – En cambio, en un tema en el que la organización aún no se haya posicionado como tal (¿misiones a Marte?), o en el que sepamos que hay mucha discrepancia (por ejemplo sobre la legalización o no de la prostitución), creo que es preferible dejar pasar la oportunidad en prensa y derivarlo a los grupos para que, aprovechando la oportunidad, avancen en la discusión sobre este tema.

      Siguiendo este proceso nos hubiéramos ahorrado por ejemplo los líos con la nota sobre la operación de la OTAN en Libia.

      Espero haber aclarado alguna cosa, ¿lo compartes ahora un poco más? 😉

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *