La aportación de la Coordinadora Verde a la construcción de Equo

El primer email en mi bandeja sobre el «Movimiento de Hondarribia» es de mayo de 2008. Se preparaba lo que iba a ser un encuentro de partidos verdes del norte de España, y resultó un punto de inflexión en la política verde estatal. En la localidad vasca de Fuenterrabía se celebró la primera reunión positiva que había tenido el movimiento verde durante varios años. Siguieron seis «encuentros de bases verdes«, originándose la Coordinadora Verde y su marca electoral ECOLO. El 4-J la Coordinadora Verde fue una más de las firmantes del manifiesto «Suma y sigue«: el partido verde estatal relevante que buscábamos había llegado.

Las aportaciones de la Coordinadora Verde

Una de ellas ha sido la Universidad Verde de Verano, que celebrará este año su cuarta edición. Fue un ejemplo de que si los afiliados de base se organizaban, podían sacar adelante propuestas políticas, compartirlas y llevarlas a cabo. A la segunda edición, celebrada en Beire (Navarra), asistieron Juan López de Uralde y Mónica Frassoni, co-presidenta del Partido Verde Europeo, para escenificar la unidad del movimiento verde en torno al proyecto político que hoy es Equo.

Otra aportación relevante han sido los Grupos de Trabajo. Su actividad, dinámicas, y varios de sus coordinadores ya expertos pasaron a Equo. Se integraron en una renovada estructura que construyó colaborativamente el programa electoral de las generales. La última versión del documento explicativo de los grupos es de febrero de 2011 y contiene la filosofía de trabajo de los mismos.

La Coordinadora Verde también ha servido para agrupar a personas y partidos verdes en torno a un proyecto común. Algo más de 300 participaban en los grupos, y en el conjunto del territorio había unas mil personas involucradas. A partir del 4-J toda esa masa crítica pasa a formar parte del proyecto Equo, con diferentes grados de implicación.

Los programas electorales realizados para las generales anteriores y para las últimas municipales por los Grupos de Trabajo forman ya parte del acervo de la ecología política, del que se ha nutrido Equo. Han sido utilizados como documentos de referencia en las convocatorias estatales y autonómicas celebradas. Estos programas ya recogían mejoras y actualizaciones sobre los programas verdes anteriores, y en posteriores convocatorias se seguirán actualizando.

Un último aspecto que la Coordinadora Verde aporta es una cultura de trabajo en red, de la que destaco varios aspectos:

– Dar a cada persona un voto, o como decíamos «aquí cada uno se representa a sí mismo«. Hay personas en Equo que ya tienen ese convencimiento, pero en la Coordinadora Verde llegar a esa idea fue un proceso de aprendizaje y de superación de la caótica situación verde. Las delegaciones de voto y los censos falseados habían conseguido que hubiese personas con tantos votos delegados que tuviesen casi mayoría por sí mismos. Por eso, el movimiento de Hondarribia es «de bases«, sin representaciones. Hoy, gracias al espaldarazo recibido por el 15M, esta idea fundamental se conoce como el principio «1 persona = 1 voto«.

– La construcción paulatina de contenidos a través de wikis, herramientas de mucho potencial político. Sirven para consolidar los resultados de los debates, y han sido incorporados por defecto en la Equomunidad. Hoy más gente que nunca dentro del movimiento verde los sabe utilizar.

– La práctica del consenso como metodología. En lugar de utilizar la votación para acallar a las minorías, otro de los aprendizajes del proceso verde fue tomarse un poco más de tiempo para poder llegar a una postura aceptable para todo el mundo, poniendo por fin en práctica un principio verde tradicional. Una organización que integra las ideas, y que consensúa más que vota, es una organización más estructurada y estable en el medio y largo plazo.

Lo que falta todavía por transferir

Faltan todavía ideas y proyectos por transportar al nuevo espacio político. Entre los lanzados en el entorno de la Coordinadora Verde hay algunos que podrían convertirse fácilmente en proyectos Equo, como por ejemplo:

– La Biblioteca Verde, un espacio para recopilar textos de referencia del ecologismo político.
– La Galaxia Verde, un agregador de blogs relacionados con el movimiento verde. Este podría convertirse en la Galaxia Equo en cuanto los bloggers nos organizáramos.
– Un conjunto de páginas web de los diferentes grupos de trabajo, que responden a la idea de abrir nichos de participación especializada y segmentar las comunidades.

La Red de Concejales Verdes es un proyecto surgido a partir de la recopilación exhaustiva de los resultados de las municipales, buscando por todo el territorio los pueblos donde se han elegido concejales verdes, generalmente sitios pequeños y con un gran problema medioambiental. La Red comparte mociones y ordenanzas hechas en otros lugares, y mantiene en contacto a los concejales. Estos días se celebra el primer encuentro de cargos electos de Equo, que puede ser una herramienta ideal para traspasar la red al espacio Equo.

La propia idea de la lista de correo de Hondarribia, una especie de Asamblea General online, queda todavía por ser transferida. La Equomunidad tiene su Foro General, que en teoría podría ser un sustituto, pero todavía está lejos de ser una herramienta que se use para tomar decisiones.

También falta capital humano. Teóricamente todos aquellos que formamos parte de la Coordinadora Verde también somos parte de Equo a partir del 4-J. En la práctica muchos hemos formalizado nuestra afiliación, otros todavía están a la expectativa de lo que se construya, y otros tienen claro que de momento no se quieren sumar y permanecen al margen.

A partir del 4-J la Coordinadora Verde dejó de elaborar y enviar posicionamientos políticos, sus grupos están integrados en los de Equo, mientras su lista de correo se mantiene abierta. 5 de los 16 miembros de la actual Gestora formamos parte de esa lista, y en ella se siguen produciendo debates sobre la situación del movimiento verde en España. La Coordinadora Verde, una vez transferido todo lo posible hacia Equo, y constituido éste como partido, deberá definir de nuevo su función y proyecto. Durante un tiempo fue el motor para la existencia de un partido verde unificado. Cuando ese objetivo se haya cumplido, ¿cual será su futuro?

2 comentarios en “La aportación de la Coordinadora Verde a la construcción de Equo

  1. Francesc Xavier Mayoral Croche

    Hola Rafa, amigas y amigos verdes:

    «Treballaré el teu cos com treballa la terra el llaurador del meu poble: amb amor i força»…Eso fue, es y será para mí siempre la Coordinadora Verde.

    Con ese amor y fuerza, pues ambas necesitaban el panorama verde desde hacía muchos años, se construyo poco a poco y por primera vez en la historia contemporánea de España, unas raíces profundas que ya no tienen vuelta atrás. Lo más importante? conocernos desde mucho más cerca las personas verdes de los diferentes partidos políticos verdes, crear una cadena de amigas/os verdes que ya era y es muy difícil volver a confrontarse en las urnas. Alegría al vernos por cualquier motivo generado también por nosotros mismos.

    Ese acercamiento y mayor comprensión entre los partidos verdes creo que ha sido uno de los valores muy importantes «transferidos» desde la gente de la Coordinadora Verde que no creo que se deje deslumbrar por «espejismos» en ningún momento y que suponga una vuelta atrás hacia los años negros.

    El programa político y de acción que creó la Coordinadora Verde entre todas/os para las últimas elecciones municipales y autonómicas, creo desde mi comprensión, lo mejor y más necesario para este siglo XXI que he podido leer y contemplar desde siempre hasta la actualidad.

    La Coordinadora Verde, con sus personas también han aportado todo un patrimonio político y social «inmaterial» muy importante, ese que generalmente no cuenta en los partidos políticos clásicos, que mucho me temo, salvo un cambio radical de las formas e intereses políticos «halógenos» ,a lo que creí ser Equo suceda.

    Creo que gracias a la Coordinadora Verde, es decir todas y todos de la misma, ahora ya si, ha calado lo suficientemente profundo cual es la identidad verde y las «amenazas» reales de que el movimiento verde desaparezca del mapa. Años atrás lo vería lógico dada la situación que nos «merecíamos». Hoy eso ya no justificación para que no avancemos como verdes, y no me refiero necesariamente a Equo, pero si me refiero a Equo si cambia o desvirtúa el futuro verde. Mucho tiene que cambiar para que sea digno de recoger y llevar a cabo la «antorcha verde» y que estoy seguro la Coordinadora Verde si lo llevaría,
    Saludos
    Xavier Mayoral

    Responder
  2. Pingback: No hay vuelta atrás – La unificación del espacio verde en torno a Equo (2006-2012) | Rafa Font (eu)

Responder a Francesc Xavier Mayoral Croche Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *