Apuntes desde Alicante sobre Equo en la Comunidad Valenciana y su eventual vinculación con Compromís.

Aterricé el viernes a las 9:00, escapando de los 11 grados bajo cero de Bruselas junto con los yayos flamencos que madrugaban para visitar la costa blanca. A la sala de juntas de la sede de la Universidad de Alicante, reservada gracias a la gestión de Luis Falcó, fueron llegando algunos de los actores relevantes de la situación valenciana y alicantina, y aunque fuimos pocos, fuimos variados.

Al principio el ambiente fue tenso, hubo reproches y malos modos. «Me has insultado», «no sabes entender una ironía», «tu has dicho tal cosa», «yo no he dicho eso», «habéis hecho un desembarco», «por qué crees que tienes tu más derecho a votar que otros»… Debido a los enfados previos existentes, se estaban criticando a la vez muchos temas entrelazados. Esa discusión ocultaba los temas de discrepancia subyacentes. Logramos reconducir la situación, y exponer los problemas de fondo.

Como la ubicación ideológica de Equo. ¿Verde, verdi-roja, otra? Pasqual Mollà, miembro de Iniciativa del Poble Valencià, dió una visión crítica de lo «verde, verde». Para él, Equo es un proyecto ecosocialista, similar a nivel estatal a Iniciativa en la Comunidad Valenciana. La postura de quienes han militado en partidos verdes es distinta: piensan que Iniciativa contempla la ecología como algo accesorio y no troncal.

Otro debate oculto: el modelo de partido. ¿Único en toda España, o diferentes según los territorios, y luego asociados a Equo? Mercedes Menor, concejala verde en Villena, defendió una única organización en todo el estado. Para Pasqual Mollà, en cambio, una referencia válida sería Iniciativa-Verds en Mallorca, donde no existe Equo como tal, sino que Iniciativa-Verds «es Equo».

Había coincidencia en que dentro de Equo deberían de estar quienes hoy forman Iniciativa del Poble Valencia (IpV), Els Verds – Esquerra Ecologista (EV-EE), Los Verdes de Villena, y todas las otras personas sin militancia previa. Coincidían en que ese espacio político sería de nueva creación, y debería de ser Equo.

Para mí, Equo ha de ser una única organización con mucha autonomía territorial. Si se crean partidos territoriales, es para poder tener autonomía de decisión, por ejemplo para elegir candidatos o decidir sobre alianzas electorales. Si esa libertad ya viniese otorgada por el modelo de funcionamiento del partido, no sería necesario crear otro distinto.

Siguiente tema: la relación con el Bloc Nacionalista Valencià, socio principal de «Compromís». Quienes forman ahora mismo parte de Compromís (IpV y EV-EE) quieren que Equo sea un socio estratégico de esta coalición. En cambio, quienes llegan a Equo desde otros partidos verdes, o como nuevo proyecto político, no lo ven así. Más aún, unos entienden que hay que realizar un esfuerzo de comunicación por vincular Equo a Compromís, y para otros precisamente esa asociación es causante de tensiones, pues lo ven al contrario. Patxi Esquembre, alcalde verde en Villena, suele decir «dejad que Equo sea Equo», lo que quiere decir: construyamos primero Equo y nos ocuparemos, después, de si pactamos con Compromís o no.

¿Es posible que toda esta gente en el entorno de Equo trabaje junta en el mismo proyecto? Me atreví a plantear la creación de un grupo de trabajo temático sobre gestión de residuos, un tema que los verdes valencianos de diferentes partidos ya habían tratado conjuntamente en el pasado reciente. Todos los presentes estuvieron de acuerdo en que podría funcionar, integrando a quienes ya están trabajando ahora en este tema en Iniciativa, a quienes tienen experiencia en el mismo en los partidos verdes, y a todos aquellos interesados en colaborar, dentro de un grupo de trabajo territorial de Equo.

Hay preocupación por la gente que se está dando de baja del proyecto. Encontré en la reunión un posible argumento para ofrecer a quienes dan un paso atrás para que reconsideren su postura: de la mesa de coordinación provisional alicantina, 7 personas de 12 dimitieron por desacuerdos. En una mesa de 12, 7 hubiesen sido mayoría.

Me fui de Alicante con un moderado optimismo. La situación de conflicto existe y hay temas sin resolver (principalmente el voto de simpatizantes en las elecciones a la mesa). Sin embargo, creo que es un avance haber escuchado la voluntad de disolución de todos los partidos verdes existentes dentro de Equo, el ver que la apuesta por construir Equo es compartida (pese a las discrepancias sobre la relación con Compromís), y el sentir la voluntad de que sea la gente que forma Equo en Alicante la que decida su propio futuro. Atisbo un posible camino, basado en hacer crecer Equo Alicante a base de grupos temáticos, en unificar a todo el mundo bajo las mismas siglas, y en decidir entre todas aquellas personas que quieran estar en Equo, qué camino tomar. Todo esto con apoyo y mediación externa, para dar un marco de funcionamiento, y facilitar la toma de acuerdos entre las personas individuales integrantes de Equo.

7 comentarios en “Apuntes desde Alicante sobre Equo en la Comunidad Valenciana y su eventual vinculación con Compromís.

  1. javier esquembre

    gracias Rafa.
    A por todas, pra que Equo sea Equo y la ecología política esté en el centro de las respuestas a la crisis.

    Responder
  2. Oscar Pérez

    Gracias Rafa, me gusta el último párrafo, Creo que urge ya apoyo y mediación externa, a ver si alguien va dando pasos ya, hay mucho potencial en la provincia y hay que buscar la manera de que rememos todos juntos.

    Responder
  3. Juanant Domene

    Rafa, creo que lo dejas bien claro donde dices: «ese espacio político sería de nueva creación, y debería de ser Equo». Para eso estamos aquí y por eso nos cautivó la idea de este partido. Si el fin es ese, seguiremos trabajando con entusiasmo para conseguirlo.

    Responder
  4. Macu Fernández

    Hola Rafa, de la lectura de tus apuntes, se deduce un cierto optimismo que espero llegue a ser real. En Equo Alicante, me queda la duda del papel que se les quiere dejar a las personas que como yo misma, hemos entrado sin antecedentes de pertenencia a ninguna organización política y que lo hicimos, por lo menos yo, precisamente porque entendimos que Equo era un partido nuevo y diferente a las formaciones ya existentes. Si hubiera querido entrar a formar parte de alguna de lar organizaciones políticas que forman Compromis, lo habría hecho, pero no lo hice, porque quería estar en Equo.
    En Alicante, creo que la actuación de Compromis –estoy segura que sin ser consciente de ello-, está asfixiando a Equo en su propia cuna, no le está permitiendo formarse, ni crecer como partido. ¿Por qué?, pues la verdad, no lo se. Lo que si que tengo claro, es que muchos somos los que queremos que Equo Alicante, sea Equo Alicante y como dice Patxi Esquembre, nos ocuparemos después de si pactamos con Compromis o no.

    Responder
  5. Garci

    Hola Rafa. He vuelto a releer este artículo pensendo que era un análisis más reciente. Creo que deberías actualizar este análisis y sacar conclusiones aunque quizás las mismas no sean excesivamente recomendables para ser publicadas. Yo sí que te voy a hacer unos apuntes sobre esta situación 2 años después: en mi activismo ecologista y social me he encontrado con ex-Equos de Alicante en, por ejemplo, Som Energia, otros se han afiliado a EU, otros siguen con su activismo en sus redes sociales, etc. Es decir, se desmanteló y la gente se buscó donde ser útil o plantear sus inquietudes. Saludos y abrazos.

    Responder
  6. Luis Falcó

    2 años despues hay un regenerado y nutrido grupo de Equo local-comarcal desde hace unos meses- además de un plan territorial para el sur; estoy en ALacant y tengo contacto con diversos grupos políticos y sociales y para casi nada comparto la reflexión de Garci. Hay charlas, talleres y acciones (previstas) del grupo (como la charla de florent el 23 de Diciembre); y la hoja de ruta es propia, auque algunos estemos en la coalición Compromis y queramos puentes de colaboración. Hay otras comarcas que son todavía más activas como la del mitjà vinalopó.

    Responder
  7. Garci

    Pues me alegro Luis que la cosa no haya ido a peor pero no deja de ser cierto lo que yo te comento de gente que estuvo en Equo y me comentan lo que ahora hacen y donde están. Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *